Skip to main content
photo-headers/blog.jpg
Inicio / Blog Clinicana / Caspa Y Pérdida De Cabello

Caspa Y Pérdida De Cabello

La caspa es una enfermedad crónica que surge cuando, con el cabello seco o graso, aparecen unas escamas blancas en el cuero cabelludo. Aunque no es un problema grave, puede ser embarazoso para algunas personas. Generalmente aparece entre los 10 y 20 años y afecta al 40% de las personas mayores de 30 años.

Causas de la caspa

Las células en el cuero cabelludo se renuevan constantemente, por lo que la aparición de células muertas en la piel es un proceso normal. Sin embargo, en la piel con caspa las células se eliminan más rápido de lo normal, posteriormente es la grasa del pelo la que hace que las células de la piel se acumulen y se vean como copos blancos.

La caspa puede originarse por varias razones, piel seca, sensibilidad a los productos para el cabello, problemas de la piel como la psoriasis, la dermatitis seborreica o el eccema.

El crecimiento excesivo de hongos en la piel también puede causar caspa. Estos pueden ser causados por estrés, hormonas, exceso de grasa en el cabello o problemas con el sistema inmunitario.

Síntomas y complicaciones

Los síntomas de la caspa incluyen la aparición de piel muerta a modo de escamas blancas en el cabello y hombros, picazón o piel rojiza y escamosa en el cuero cabelludo. La caspa se extiende por todo el cuero cabelludo en general.

Si la causa de la caspa es la dermatitis seborreica, los síntomas suelen ser graduales. El cuero cabelludo se vuelve seco o graso y aparece la picazón. Las células de la piel se convierten en escamas amarillentas cuando mueren. Un caso grave de dermatitis seborreica puede causar síntomas en otras partes del cuerpo. Los copos amarillentos y rojizos pueden aparecer en la línea del cabello o alrededor de las orejas, la nariz y la cabeza.

La descamación debido a la psoriasis se observa en forma de escamas de color plateado en la oreja, las extremidades, el tronco, las palmas y las plantas de los pies.

El diagnóstico de la caspa

La caspa generalmente es una enfermedad crónica, pero se puede controlar con un tratamiento adecuado. Primero, utiliza un champú libre de químicos para tu pelo, aplica un masaje firme en el cuero cabelludo y luego enjuaga tu cabello. El uso frecuente del champú elimina la caspa, reduce la piel grasa y evita la formación de células muertas de la piel. Si este método no es beneficioso, generalmente funcionan los champús anticaspa especiales. Las instrucciones de uso varían de acuerdo con el champú utilizado. Algunos se usan a diario, otros solo una o dos veces por semana.

Al elegir un champú sin receta, asegúrese de que incluya ingredientes anticaspa como ketoconazol, sulfuro de selenio, ácido salicílico, azufre, alquitrán de hulla o pirita de zinc. Es posible que deba probar algunos productos antes de encontrar el que es adecuado para usted. Los champús que contienen ketoconazol parecen ser más efectivos, en comparación con otros champús medicinales sin receta, en la dermatitis seborreica y el tratamiento de la caspa. Si bien las preparaciones de ácido salicílico se usan principalmente para la caspa originada por la psoriasis, los productos que contienen azufre y alquitrán de hulla se usan para la caspa normal.

Si no ve ningún beneficio después de 2 semanas de usar productos de venta libre, o si la situación empeora, debe consultar a un médico. El médico puede recetar una loción de corticosteroides para aplicar en el cuero cabelludo. No use productos que contienen corticosteroides durante largos períodos de tiempo sin consultar al médico.

Estos productos pueden rayar la estructura de la piel y causar otros efectos secundarios. El uso de champús y lociones con corticosteroides para bebés no es apropiado ya que la piel de los bebés absorbe más fácil que la de los adultos. La dermatitis seborreica en los bebés generalmente desaparece espontáneamente un año después del nacimiento, sin ningún tratamiento.

Lávese el pelo con frecuencia para controlar la caspa, reduzca su nivel de estrés, trate de reducir el uso de geles y aerosoles para otros problemas capilares y mantenga unos hábitos alimenticios saludables.

Medicamentos para la Pérdida de Cabello y Caspa

El Minoxidil, utilizado para el tratamiento de pérdida de pelo, causa una descamación algo similiar a la caspa como efecto secundario, ya que contiene alcohol que puede resecar el cuero cabelludo y, después de unos meses, llegar a formar caspa en el pelo.

En la mayoría de los casos usted puede resolver este problema reemplazando el medicamento que está utilizando por un champú anticaspa, o por una crema con estereoides con prescripción médica si la condición es muy mala. La finasterida, otro medicamento utilizado para la caída de pelo, no produce caspa.

La caspa puede ser caracterizada como una incomodidad cosmética. No es una enfermedad grave ni contagiosa y no causa otros problemas de salud. Sin embargo, si no es tratada, puede causar picazón e inflamación y que se pierda cabello. Otro aspecto positivo de lavarse el cabello con champú anticaspa es la posibilidad de eliminar la caspa del cuero cabelludo y recuperar el pelo que se había caído.