Skip to main content
photo-headers/blog.jpg
Inicio / Blog Clinicana / Factores nutricionales y suplementos en la pérdida de pelo

Factores nutricionales y suplementos en la pérdida de pelo

El cabello crece continuamente un promedio 0,35 mm por día y luego se desprende. El pelo es el tejido que más rápido crece en nuestro cuerpo después de la médula ósea, por consiguiente, los folículos pilosos que producen cabello requieren de calorías, proteínas, oligoelementos y vitaminas para esta intensa actividad de biosíntesis.

La falta de vitaminas necesarias para el procesamiento regular de la energía y la estructura metabólica del cuerpo humano, puede provocar la pérdida de cabello, desencadenar una enfermedad en el cabello o hacer que la enfermedad se vuelva resistente al tratamiento. Es por ello que tanto la calidad como la cantidad en el crecimiento del cabello están estrechamente relacionadas con la nutrición. nutrition.

Energía

Los folículos capilares necesitan de energía para recuperar la tasa de mitosis, y esta energía es proporcionada principalmente por los carbohidratos. Cuando se percibe una dieta baja en calorías, el folículo intenta suministrar la energía requerida extrayéndola de los aminoácidos, de este modo, se produce una reducción tanto de la energía como de los elementos esenciales del cuerpo. El pelo se vuelve más débil, se rompe fácilmente y se reduce su densidad. El pelo llamado Lanugo (cabello muy fino) puede aumentar. Esto se puede apreciar en el marasmo (tipo de desnutrición por deficiencia energética) en niños y en aquellos que tienen dietas bajas en calorías, especialmente cuando la ingesta diaria de calorías cae por debajo de las 1000 kcal.

Proteínas

Las proteínas, llamadas queratina, forman el 80% de la estructura química del pelo. Por lo tanto, el pelo se ve afectado en caso de no tomar suficientes proteínas. El cabello se torna débil, se cae fácilmente y se puede observar el efluvio telógeno. La persona puede notar su pelo suave, pero este ha perdido su elasticidad e incluso el color puede aclararse. La carencia de proteínas puede llegar a ser considerada kwashiorkor en niños. Pero la deficiencia proteínica, sin llegar a considerarse desnutrición, puede aparecer en niños que han sido alimentados con una leche materna pobre, en personas con enfermedades gastrointestinales, anorexia nerviosa, drogadicción y en tumores malignos.

Hierro

A pesar de la indiscutible necesidad de hierro en entornos de alta biosíntesis, el rol del hierro en la pérdida de pelo no ha sido totalmente aclarado. La sensibilidad de los métodos utilizados para detectar la deficiencia de hierro es especialmente importante en las enfermedades del pelo. Una vez que los niveles de hierro del paciente disminuyen la anemia se desarrolla. El hierro, es necesario para la formación de la hemoglobina, que se moviliza en primer lugar en los folículos capilares. Por esta razón, es posible que se encuentre con pérdida de pelo antes de que aparezca la anemia en la sangre.

El nivel de ferritina sérica es la prueba de laboratorio más sensible y específica para demostrar la deficiencia de hierro. En estudios vigentes, se evaluaron los niveles de ferritina y se detectó un nivel de 41 ng/ml para mostrar una deficiencia de hierro del 98%. Aunque no existe una estandarización en los niveles de ferritina necesarios para el crecimiento ideal del cabello, los estudios han demostrado que la fase telógena aumenta cuando la ferritina sérica cae por debajo de 40 ng/ml, la fase telógena es más larga a 40-70 ng/ml y el cabello pasa por la fase anágena normal por encima de 70 ng/ml.

Aunque no todas las personas con deficiencia de hierro sufren de pérdida de pelo, se confirma que la descarga de depósitos de hierro en las personas genéticamente susceptibles causa la caída del cabello. Por lo tanto, se sugiere aumentar los depósitos de hierro a los niveles deseados para evitar problemas de pérdida de pelo.

Zinc

Aunque el zinc es lo primero que se viene a la mente entre las causas de pérdida de pelo, no hay datos convincentes sobre la relación entre el zinc y la pérdida del pelo. Las indicaciones de deficiencia de zinc incluyen la dermatitis periorificial, queilitis angular, diarrea y alopecia. No se apunta a la deficiencia de zinc cuando una persona con hábitos de nutrición normales tiene pérdida de cabello sin ningún otro síntoma. Aparte de esto, sí hay estudios que sugieren que puede haber una deficiencia de zinc subyacente en casos de alopecia areata a largo plazo resistentes al tratamiento, recomendando como beneficioso un aumento de los niveles de zinc en estos pacientes.

La deficiencia de zinc se observa en la acrodermatitis enteropática, una forma rara de genodermatosis. Las bandas irregulares, llamadas tricotiodistrofias, se monitorizan en el microscopio polarizado. El cabello se vuelve fino en esta etapa. Si se decide suministrar zinc, no debe exceder los 30 mg / día ya que el zinc deteriora la absorción de hierro, calcio y cobre y debe tomarse 2 horas después de los preparados con hierro. En pacientes con niveles normales de zinc, la suplementación de zinc no tiene ninguna contribución adicional al crecimiento en el pelo.

Aminoácidos

La característica de la queratina, que constituye el 80% del cabello, es el alto contenido de azufre. Este azufre se deriva de los aminoácidos de cistina. Se sabe que la cistina tiene efectos positivos en el crecimiento del pelo. Se ha demostrado una mejoría en los resultados de tricogramas y fototricogramas, la calidad del cabello y la durabilidad del cuero cabelludo, cuando se administra cistina con vitaminas del complejo B. Se cree que la vitamina B6 ayuda a la cistina distribuida en los folículos capilares y que este sistema contribuye al crecimiento del pelo mediante la desintoxicación mediada por glutatión.

La L-lisina es otro aminoácido esencial que es importante en el crecimiento del pelo. Puesto que la administración de la L-lisina proviene directamente de la carne, pescado y huevos, no consumir estos alimentos (ejemplo: vegetarianos) puede causar problemas en el crecimiento del pelo. Aunque el papel de estos aminoácidos no es claro aún, está confirmado que la L-lisina es necesaria para el zinc y el hierro.

Vitaminas

La vitamina B12 está frecuentemente asociada a la pérdida de pelo, pero no tiene un papel importante en el crecimiento del mismo.

Se sabe que la biotina y la niacina tienen efectos positivos en el crecimiento del pelo. Los experimentos realizados en animales mostraron que la falta de biotina causa la caída del cabello. Sin embargo, la suplementación con biotina no es significativa para individuos no deficientes. La deficiencia de biotina es un raro trastorno nutricional causado por el consumo de huevo crudo.

Nuestros médicos en Clinicana Trasplante Capilar afirman que la vitamina D se reduce significativamente en los pacientes con alopecia areata y que la deficiencia está relacionada con la gravedad de la enfermedad. Se sabe que la vitamina D desempeña un papel en el crecimiento, la diferenciación y el ciclo del cabello. En este sentido, recomendamos a nuestros pacientes (especialmente a las mujeres) que se hagan exámenes regulares de vitamina D y que reciban suplementos en caso de presentar alguna deficiencia.