Skip to main content
headers/blog.jpg
Inicio / Blog / ¿Qué es la alopecia juvenil, y que tratamiento tiene?

¿Qué es la alopecia juvenil, y que tratamiento tiene?

alopecia juvenil

El término alopecia juvenil puede parecer un contrasentido. Y es que cuando pensamos en problemas de calvicie solemos pensar en personas de edad mediana o avanzada, a pesar de que en realidad la pérdida de cabello puede afectar a personas de cualquier edad, incluyendo niños y por supuesto adolescentes y jóvenes menores de 30 años.

Son de hecho estos últimos los que acuden cada vez más a las consultas médicas por problemas de pérdida de pelo, o deciden viajar para someterse a un trasplante atraídos por el precio de un injerto capilar en Turquía. Se estima que alrededor del 50% de los pacientes que se someten a este tratamiento no llegan a los 30 años.

Y es que los psicólogos coinciden en que los problemas de pérdida de cabello pueden provocar en las personas más jóvenes desde problemas de autoestima o falta de autoconfianza, hasta una pérdida de las relaciones sociales o incluso situaciones de depresión. Por eso en este artículo vamos a abordar todo lo referente a la alopecia juvenil: qué es, qué causas tiene, a quién puede afectar, y cómo puede tratarse.

¿Qué es la alopecia juvenil?

Podemos definir la alopecia juvenil como aquella que provoca una pérdida precoz del cabello corporal, especialmente en la cabeza: concretamente es la que afecta a hombres y mujeres entre los 20 y 30 años de edad.

Si bien afecta a ambos sexos, es en los hombres donde más se manifiesta, normalmente con la aparición de entradas a edad temprana que acaba derivando en una pérdida total del pelo de la parte superior de la cabeza en sólo unos años. Es un problema muy común que no obstante muchos jóvenes disimulan rapándose la cabeza.

¿Qué factores la causan?

Tradicionalmente se ha considerado que la causa principal tras los problemas de alopecia en jóvenes eran factores genéticos; sin embargo en los últimos años el número de casos de alopecia juvenil ha aumentado, por lo que cada vez más expertos tienden a considerar otros factores, como la creciente contaminación ambiental, o el uso de tratamientos agresivos para el pelo y el cuero cabelludo.

Dentro de estos se incluye el abuso de planchas o secadores para el pelo que acaban quemándolo, o de tintes que contienen sustancias químicas perjudiciales para el cabello. También influyen factores como el estrés, muy común en nuestra sociedad y que puede ser especialmente agudo en los jóvenes, o una mala alimentación, un problema también habitual entre la juventud que deriva en un debilitamiento del pelo.

La alopecia juvenil femenina

Aunque es cierto que la alopecia normalmente afecta mucho más a los hombres que a las mujeres, nos sorprendería saber que son muchas las mujeres que acuden a consultas por problemas de pérdida de pelo, incluso durante las primeras etapas de la adolescencia.

De hecho las mujeres buscan soluciones y tratamientos mucho antes que los hombres, ya que si bien el pelo constituye un rasgo de belleza general para ambos sexos, lo es mucho más en las mujeres, que además tienen más dificultades para disimular los problemas de calvicie y acaban recurriendo -por ejemplo- a usar pelucas.

Además a diferencia de la alopecia juvenil masculina, en la femenina las zonas afectadas son las mismas (entradas, parte superior del cráneo, coronilla...) pero a menudo el resultado no es una pérdida total de pelo, sino la aparición de áreas poco pobladas y con cabellos débiles.

Si bien los factores que provocan la alopecia juvenil masculina están también detrás de la femenina, en las mujeres hay que añadir otras causas como los cambios hormonales causados por la menstruación o el embarazo, y por supuesto el estrés asociado a estas y otras situaciones. Además, causas ya mencionadas como el abuso de tratamientos agresivos para el pelo son por lo general más comunes entre las mujeres, y más aún durante la juventud.

Como prevenir la alopecia juvenil

Ante una pérdida o debilitamiento del cabello, lo más importante es acudir a un especialista que analice las causas que lo provocan y determine el tratamiento más adecuado. Si no está en un estado avanzado, la alopecia juvenil puede frenarse con tratamientos que aporten nutrientes al cabello, como la mesoterapia capilar, o la carboxiterapia, con la que se inyecta CO2 en la piel para mejorar el riego sanguíneo de los folículos.

En los casos de alopecia juvenil femenina en los que la pérdida de pelo está causada por desórdenes hormonales, una vez se recuperan los niveles normales en la mayoría de los casos la paciente recupera el cabello. En los casos más graves en ambos sexos, en los que la alopecia ya es irreversible, la única solución pasa normalmente por someterse a un injerto capilar.

Pero si queremos prevenir la alopecia juvenil, lo mejor es evitar los factores mencionados al principio que la causan o la agravan, y acudir ante los primeros síntomas a profesionales de confianza. No olvide que en nuestras clínicas contamos con los mejores especialistas en tratamiento del cabello y que ofrecemos una consulta online gratuita. Lea las opiniones sobre Clinicana, y descubra por qué cada vez más pacientes confían en nosotros.