Skip to main content
headers/blog.jpg
Inicio / Blog / ¿Puede el café afectar en el trasplante capilar?

¿Puede el café afectar en el trasplante capilar?

Si deseamos conseguir los mejores resultados tras una operación de trasplante capilar, es necesario tomar ciertas precauciones, como puede ser dejar de tomar cafeína durante un par de días cuando se acerque la fecha del trasplante. Es importante saber la razón de esta medida, ya que todos sabemos que esta bebida contiene cafeína pero no somos conscientes de que el consumo de café puede afectar en el proceso de trasplante de pelo.

Una de las precauciones más importantes para conseguir el crecimiento adecuado del cabello tras el injerto, es asegurarse de que los folículos no están sangrando durante el proceso, ya que el sangrado ralentiza el proceso y puede impedir el correcto crecimiento del folículo.

Razones para evitar la cafeína

La mayor parte de las personas consume cafeína con la finalidad de empezar el día con energía. Algunos la usan como un medio para evitar el cansancio y seguir con sus tareas o simplemente para relajarse. El problema con la cafeína es que produce un incremento en la presión sanguínea, lo cual puede provocar un aumento del sangrado durante una operación de trasplante de pelo, e incluso puede contrarrestar los efectos de ciertos medicamentos que se tienen que usar durante el procedimiento.

 

Fuentes de donde se obtiene la cafeína

Muchas personas consumen la cafeína a través del té o el café, frecuentemente por la mañana. El té suele tener menor cantidad de cafeína en comparación con el café. Algunas personas pueden obtenerla a partir de diferentes bebidas energéticas que la incluyen en su composición.

Cómo evitar el consumo de cafeína

En general, se recomienda evitar o minimizar lo máximo posible el consumo de bebidas que contienen cafeína tanto el día antes de la operación como el mismo día para prevenir posibles problemas de sangrado que pueden ocurrir durante el procedimiento.

Evitar el consumo de cafeína no es un problema para la mayoría de los pacientes, ya que es solo durante algunos días. Para los que lo pueden encontrar difícil, disminuir el consumo progresivamente puede funcionar mejor. Si es muy duro no tomar el café de la mañana, se puede intentar la versión descafeinada, el sabor es parecido y puede ser un buen sustituto durante unos días.

Algunas personas sufren de migrañas o dolores de cabeza si no toman el café que acostumbran; en estos casos, si el paciente está acostumbrado a tomar 3-4 tazas al día por ejemplo, se recomienda reducirlas a 1-2. Por supuesto, si es absolutamente necesario, el paciente puede tomar su café como de costumbre, pero debe saber que puede resultar en algo más de sangrado, un procedimiento más lento y un proceso de recuperación de los folículos más lento también.

Si se consume, ¿afecta esto en el proceso de trasplante de cabello?

Este es uno de los factores que pueden influir en el injerto del pelo, pero se puede decir que su efecto no llega a ser tan serio como sí puede serlo fumar por ejemplo. Por supuesto es mejor no consumir cafeína, pero si alguien lo tiene que hacer, sus efectos adversos no llegan a ser tan graves. No obstante, sí que es aconsejable no consumir cafeína el día anterior al trasplante de pelo para asegurar el éxito completo de su trasplante capilar (aquí puede ver los precios de la intervención) y reducir el sangrado durante y después del procedimiento.