Skip to main content
headers/blog.jpg
Inicio / Blog / Consejos para dormir después de un trasplante capilar

Consejos para dormir después de un trasplante capilar

cómo dormir después de un trasplante capilar

Saber cómo dormir después de un trasplante capilar es muy importante para evitar cualquier daño a los folículos recién injertados. Es en los primeros días tras la operación cuando los folículos deben asentarse correctamente, por lo que seguir las recomendaciones médicas y evitar cualquier alteración en la zona operada es la clave para evitar complicaciones y que los injertos se dañen.

Por eso, si tras ver el precio del trasplante capilar en Turquía ha decidido operarse, vamos a darle las principales recomendaciones a seguir para cuidar tu nuevo pelo y que además pueda descansar sin molestias.

La primera noche tras el injerto capilar

La primera noche es la más importante de todas. Acabamos de someternos a la operación y nuestra cabeza ha sufrido una intervención con lo que ello implica: anestesia, extracciones, injertos... Nuestro cuero cabelludo estará mucho más sensible y debemos cuidarlo no sólo a él, sino también a los nuevos pelos injertados.

Es fundamental por tanto cuidar especialmente la zona trasplantada, no tocarla ni rascarla, para evitar cualquier daño a los nuevos folículos. Además no debemos alarmarnos si tenemos la zona operada inflamada, ya que esto es normal tras la operación y esta hinchazón desaparece pasados unos días.

En cuanto a la postura ideal, no es recomendable dormir de lado tras un injerto capilar; lo mejor es hacerlo boca arriba y colocando detrás de la almohada un cojín o algo similar para que nuestro cuerpo esté inclinado. Si además tenemos una almohada de viaje de las que se colocan alrededor del cuello, esta evitará que giremos la cabeza o cualquier contacto o presión en la zona operada.

Cómo dormir los primeros días

Durante los siguientes días hasta la primera semana tras la operación, debemos seguir durmiendo de esta forma para evitar cualquier contacto o roce con la zona trasplantada. Es importante además descansar bien y estar relajados para favorecer la recuperación y la cicatrización, y por supuesto seguir las recomendaciones médicas que nos hayan dado y tomar la medicación contra la inflamación.

Una de las ventajas de dormir boca arriba durante los primeros días es que se evita que fluya mucha sangre hacia la cabeza y aumente la presión sanguínea en la zona recién operada, lo que puede dañar los nuevos folículos. Es la misma razón por la que se nos prohíbe agachar la cabeza tras la operación, por ejemplo.

Para evitar la tentación de tocar o rascar la cabeza, incluso de forma involuntaria mientras dormimos, un buen truco puede ser dormir con los brazos por dentro del pijama para que no podamos sacarlos. Si el doctor nos ha recomendado quitarlos la cinta que se coloca en la frente para evitar que la anestesia baje a la cara, debemos quitárnosla siempre hacia abajo y dejarla en el cuello, nunca hacia arriba para evitar roces con los injertos.

Pasados entre 7 y 10 días tras el trasplante capilar se considera que los folículos ya están asentados y las incisiones han cicatrizado, por lo que salvo complicaciones o indicación contraria de nuestro doctor, ya podremos dormir con normalidad.

Otros consejos a tener en cuenta tras un trasplante

Al margen de estas recomendaciones sobre los cuidados a la hora de dormir, durante los primeros días tras la operación de injerto capilar es importante seguir también estos consejos:

  • Lavarnos el pelo con el champú recomendado por nuestro doctor, que será neutro y sin aditivos químicos ni sulfatos. Deberemos lavarnos la cabeza con suavidad y sin rascar o frotar.
  • Es importante beber mucho líquido durante los primeros días para una buena hidratación y para favorecer la eliminación de la anestesia.
  • No se deben practicar actividades físicas (incluyendo sexo, deporte, etc) que supongan un esfuerzo durante al menos la primera semana, evitando siempre tocar la zona operada.
  • Hay que proteger la cabeza del sol, pero usando sombreros amplios que no toquen la zona operada, y no gorros que apliquen presión.
  • No debemos bañarnos ni en playa ni en piscina durante las primeras semanas, debido a la presencia de cloro u otras sustancias.

Estas son sólo algunas recomendaciones generales, pero puede consultar a su especialista si quiere más información o si aún tiene dudas sobre cómo dormir después de un trasplante capilar. En Clinicana estamos a su disposición y le recordamos que cuenta con un servicio de consulta gratuita online sin ningún compromiso por su parte. ¡Pruébelo!