Skip to main content
Kocatepe Mahallesi Ofis Lamartine Lamartin Caddesi, 6 No:6 D:Kat 5, 34437 Beyoğlu, Turkey 2050€ - 2450€
Inicio / Blog / Pelo miniaturizado: cómo combatir la miniaturización del pelo

Pelo miniaturizado: cómo combatir la miniaturización del pelo

Pelo miniaturizado

El pelo miniaturizado es aquel que aparece a causa de la llamada miniaturización del cabello: es decir, un fenómeno por el cual nuestro pelo se va haciendo cada vez más delgado y pequeño a medida que muere y vuelve a regenerarse, pudiendo finalmente llegar a desaparecer por completo. De hecho, la miniaturización del pelo es una de las primeras señales que nos alertan de que sufrimos algún tipo de alopecia y que, por tanto, debemos acudir cuanto antes a un especialista.

Los injertos capilares son una solución habitual para quienes han perdido su pelo, y son cada vez más populares gracias a que el precio de un trasplante capilar está hoy al alcance de casi todo el mundo. Sin embargo, antes de someternos a una operación existen otras alternativas para recuperar el pelo miniaturizado y, sobre todo, podemos prevenir o ralentizar su aparición poniéndonos en manos de un experto. Hablemos de por qué aparece el cabello miniaturizado, cómo podemos detectarlo, y si es posible revertir la miniaturización del pelo.

¿Qué es la miniaturización del pelo?

Decimos que existe miniaturización del pelo cuando el tamaño del cabello va reduciéndose progresivamente tanto en grosor como en longitud, produciendo zonas de menor densidad capilar que contrastan con otras en las que el desarrollo es normal. No es algo que suceda en cuestión de días, sino de años.

Es uno de los primeros síntomas de muchos tipos de alopecia, y lo que ocurre es que es la fase anágena (de crecimiento) del cabello se va acortando cada vez más, lo que hace a su vez que la caída del pelo miniaturizado se produzca también antes de tiempo.

De esta forma, Si no se trata a tiempo, el cabello va ralentizando su crecimiento hasta detenerse por completo: es decir, el pelo deja de desarrollarse a partir del folículo, y éste se atrofia y muere, dando paso a la calvicie. La miniaturización del pelo es un síntoma típico de la alopecia androgenética (el tipo más común de alopecia), especialmente entre los hombres a partir de los 20 años, pero también aparece en las mujeres.

¿Cómo es el pelo miniaturizado?

Como acabamos de explicar, saber identificar la aparición de miniaturización capilar es clave para detectar los primeros síntomas de la alopecia, y acudir a tiempo a un especialista en salud capilar y tratamientos para el cabello.

A simple vista, es posible detectar que nuestro pelo está sufriendo un proceso de miniaturización si observamos zonas con menor volumen o densidad de pelo con respecto a otras; también si comparamos una fotografía de hace unos años con otra actual y vemos que algunas zonas de nuestro cabello comienzan a clarear, u observamos una recesión de la línea frontal, por ejemplo.

No obstante, deberemos acudir a un especialista para que éste, mediante un tricoscopio, pueda examinar nuestro cabello y determinar si realmente nuestro pelo está sufriendo un proceso de miniaturización; una vez hecho el diagnóstico y evaluado nuestro caso, nos propondrá el mejor tratamiento para frenar la progresión de la alopecia y evitar que perdamos definitivamente nuestro pelo.

¿Qué causa la aparición de pelos miniaturizados?

Son muchas las causas que pueden causar la aparición de pelos miniaturizados, pero de entre todas podemos destacar las siguientes:

Un riego sanguíneo insuficiente:

El cuero cabelludo es una zona recorrida por una intrincada red de vasos sanguíneos que transportan oxígeno, oligoelementos y nutrientes que los folículos necesitan para generar pelo sano y fuerte. Si la circulación sanguínea se ve obstruida y no llega la sangre suficiente, los folículos van perdiendo su capacidad de producir nuevos cabellos, y éstos nacen débiles y no se desarrollan lo suficiente.

La herencia genética:

Los genes que heredamos de nuestra familia son la causa más habitual de la alopecia, y por tanto también de uno de sus primeros síntomas: la miniaturización del pelo. Si en nuestra familia hay antecedentes de personas que han sufrido problemas de pérdida de pelo o en las que su cabello ha ido perdiendo densidad y fuerza, hay una alta probabilidad de que a nosotros también nos ocurra lo mismo.

La hormona dihidrotestosterona (DHT):

Relacionado con lo anterior, la hormona dihidrotestosterona (DHT) es una hormona que produce nuestro organismo a partir de la testosterona, que es la hormona masculina (aunque también está presente en las mujeres). En aquellas personas que, por herencia genética, tienen una sensibilidad mayor a la DHT, ésta ataca a los folículos debilitándolos (y haciendo que el pelo se miniaturice) y, finalmente, atrofiándolos. Así es como se produce la alopecia androgenética.

Una mala alimentación:

Somos lo que comemos, y de nuestra alimentación depende no sólo la salud de nuestro cuerpo, sino también la de nuestro pelo. Una dieta poco equilibrada con demasiadas grasas, o con insuficiencia de las vitaminas, minerales y demás nutrientes que necesita nuestro cabello, acabará haciendo que éste nazca débil y que no crezca como debe.

La edad:

En menor medida, la edad también influye en la progresiva reducción del tamaño y grosor de nuestros cabellos. Especialmente a partir de los 60 años, el crecimiento del pelo se ralentiza y en muchos casos va perdiendo fuerza, apareciendo de forma progresiva el pelo miniaturizado.

¿Cómo combatir la miniaturización del cabello?

Una vez identificado el problema de miniaturización en nuestro pelo a través de un experto, llega la hora de tomar decisiones para salvar nuestro cabello. La cuestión es, ¿se puede recuperar el pelo miniaturizado? En muchos casos y si se trata a tiempo, la miniaturización no es un proceso irreversible, y un especialista podrá recetarnos distintos fármacos para fortalecer nuestro cabello y/o estimular su crecimiento.

Tratamientos como el PRP (Plasma Rico en Plaquetas), prácticamente indoloro y sin efectos secundarios, ofrecen buenos resultados en casos de miniaturización del cabello o pérdida moderada de densidad capilar. También es posible tratar la  miniaturización del folículo con minoxidil, un fármaco que consigue estimular el crecimiento y el grosor de los nuevos cabellos en 2 de cada 3 hombres; también en las mujeres, como han demostrado varios estudios.

El problema de estos tratamientos es que logran estimular el desarrollo del pelo miniaturizado, pero no que nazca nuevo pelo allí donde ha desaparecido por completo: en ese caso, la única solución viable y definitiva es un implante capilar. Ponga la salud de su pelo en manos de expertos: Clinicana es la mejor clínica de trasplante capilar, como queda demostrado por las opiniones de nuestros pacientes. Solicite una consulta gratuita, y pídanos presupuesto para su tratamiento: gratis, y sin ningún compromiso por su parte. ¡Puede recuperar su pelo!

Consulta gratuita

Deje su número y le devolveremos la llamada lo antes posible

Suscríbase a nuestro boletín para mantenerse actualizado.