Skip to main content
Kocatepe Mahallesi Ofis Lamartine Lamartin Caddesi, 6 No:6 D:Kat 5, 34437 Beyoğlu, Turkey 2050€ - 2450€
Inicio / Blog / Las mejores vitaminas para la caída del pelo

Las mejores vitaminas para la caída del pelo

mejores vitaminas para el pelo

El uso de vitaminas para el pelo forma parte de los cuidados que debemos dar a nuestro cabello si queremos mantener su salud y prevenir problemas de caída. Sin embargo, no siempre sabemos cuáles son las mejores vitaminas para el pelo, o cuáles nos conviene tomar en función del problema que suframos en nuestra melena o en el cuero cabelludo.

Antes de pensar en implantes de pelo, y de buscar información sobre el coste de un trasplante capilar, en Clinicana siempre insistimos en la importancia de la prevención. Si notamos que el pelo se nos cae más de lo habitual, o le falta brillo y fuerza, unas vitaminas pueden ser la solución. Pero, ¿qué vitamina es buena para el pelo? ¿Qué importancia tienen las vitaminas en la salud capilar? ¿Qué vitamina me falta si se me cae el pelo? ¿Cuándo debo tomarla? A continuación, respondemos a todas estas cuestiones.

¿Qué tienen que ver las vitaminas con la caída del pelo?

Durante años, la salud del pelo se abordó desde un punto de vista únicamente estético. Hoy día sin embargo, se aborda teniendo en cuenta todos los factores que influyen en su estado, especialmente a medida que avanzan los conocimientos sobre el pelo y la calvicie. Y es aquí donde entran factores como, por ejemplo, las vitaminas para el pelo y uñas, que son fundamentales para su correcto desarrollo.

Y es que, aunque sabemos que el pelo crece aproximadamente un centímetro por mes, hay distintos factores que pueden frenar su crecimiento, debilitarlo, o incluso provocar su caída. Por ejemplo, en épocas de caída estacional del cabello o de estrés, el pelo se cae mucho más de lo normal debido a cambios en nuestro organismo, puesto que nuestro cabello refleja nuestro estado de salud, e incluso nuestras carencias en alimentación.

Por eso, al igual que los cambios en la alimentación pueden alterar nuestra salud capilar, lo mismo ocurre si tenemos alguna carencia nutricional o si nos falta alguna vitamina. Los beneficios de las vitaminas para la piel y el pelo son bien conocidos, ya se tomen mediante suplementos de vitaminas para el crecimiento del pelo y para fortalecerlo, o a través de vitaminas naturales para el pelo presentes en alimentos. Sea cual sea la elección escogida, en el mercado hay una amplia gama con las mejores vitaminas para el pelo.

¿Cuándo se deben tomar vitaminas para fortalecer el pelo?

Las vitaminas son por tanto fundamentales para estimular el crecimiento del cabello, y mantenerlo resistente, saludable y con una buena densidad. Recomendamos -previa consulta con el especialista- tomar algún complejo vitamínico para el pelo o vitaminas anticaída para el pelo en los siguientes casos:

  • Cuando nuestro pelo se vuelve apelmazado y sin brillo.
  • Si tenemos el cabello seco y/o quebradizo.
  • Si aparece caspa.
  • Ante cualquier caída excesiva del pelo, tanto si es temporal como si no.
  • Si percibimos problemas de crecimiento o aparición de zonas poco pobladas.
  • Cuando aparecen canas a una edad temprana.
  • Si nuestro cuero cabelludo tiene un exceso de sebo.

¿Qué beneficios aportan?

Como ya hemos dicho, los beneficios de las vitaminas son múltiples. Es común el uso de vitaminas para crecer el pelo debido a que muchas de ellas estimulan el crecimiento de los folículos. Además, las vitaminas contribuyen a aumentar la densidad del cabello, reducen el exceso de sebo, y retrasan la degeneración celular y la aparición de canas.

Otros beneficios de las vitaminas son:

  • Aumentan el aporte de nutrientes.
  • Estimulan y regeneran los folículos debilitados.
  • Proporcionan brillo y fuerza al pelo.
  • Retrasan la caída del cabello.
  • Alivian ciertos síntomas y previenen algunas enfermedades propias del cuero cabelludo.

¿Cuáles son las mejores vitaminas para la caída del pelo?

Si sufrimos problemas en el pelo o en el cuero cabelludo, puede ser recomendable invertir en las mejores vitaminas para la caída del pelo. Se recomienda comprar vitaminas para el pelo en farmacias, donde existe una amplia gama de productos de vitaminas para el pelo para hombre, así como vitaminas anti caída de pelo en mujer.

Sin embargo, no sólo es importante comprar el mejor complemento vitamínico para el pelo ante los primeros síntomas de caída o debilitamiento, sino también conocer sus efectos. Veamos qué vitaminas son buenas para el pelo:

  • Vitamina A: estimula el crecimiento del pelo y mejora la hidratación capilar, aumentando la producción de sebo en cabellos secos.
  • Vitamina B1 (tiamina): aporta brillo al cabello.
  • Vitamina B3 (niacina): sirve para estimular la circulación sanguínea, y aporta nutrientes al cuero cabelludo.
  • Vitamina B7 (biotina): regenera los folículos dañados y frena la caída del pelo.
  • Vitamina B8: proporciona un cabello fuerte y saludable.
  • Vitamina B9 (ácido fólico): regenera las células capilares y estimula el crecimiento.
  • Vitamina B12: favorece la producción de glóbulos rojos, y por tanto la oxigenación del cuero cabelludo.
  • Vitamina C: estimula el riego sanguíneo y la creación de colágeno, favoreciendo por tanto el crecimiento capilar.
  • Vitamina E: proporciona brillo al pelo, y estimula su crecimiento al favorecer la absorción de oxígeno. Es un potente antioxidante que previene el envejecimiento capilar.

El debilitamiento y la caída del cabello son problemas que podemos sufrir en cualquier momento, y las vitaminas para el pelo pueden ser una buena solución, aunque obviamente no pueden frenar la alopecia. Lo importante es ponerse en manos de especialistas ante los primeros síntomas: Clinicana es la mejor clínica capilar de Turquía, como muestran las reviews de nuestros pacientes. Solicite una consulta, totalmente gratuita, y pídanos un presupuesto para su tratamiento: gratis, y sin ningún compromiso.

Consulta gratuita

Deje su número y le devolveremos la llamada lo antes posible

Suscríbase a nuestro boletín para mantenerse actualizado.