Skip to main content
Kocatepe Mahallesi Ofis Lamartine Lamartin Caddesi, 6 No:6 D:Kat 5, 34437 Beyoğlu, Turkey 2050€ - 2450€
Inicio / Blog / Falta de vitamina D y caída del pelo

Falta de vitamina D y caída del pelo

Falta de vitamina D y caída del pelo

¿Hay relación entre falta de vitamina D y caída del pelo? El hecho es que la vitamina D es esencial para nuestra salud y tiene un papel muy importante en muchas funciones corporales, regulando el metabolismo, el sistema nervioso y muscular, y las defensas de nuestro organismo. 

No obstante, al igual que otras vitaminas para el pelo, la importancia de la vitamina D en el pelo es que permite absorber minerales como el calcio y el fósforo además de otros oligoelementos que son fundamentales para la salud de los huesos, la piel... y el cabello. Veamos entonces por qué la vitamina D sirve para el pelo, y cómo puede ayudarlo. 

¿Qué hace la vitamina D en el pelo? 

Ya hemos explicado que la vitamina D cumple una serie de funciones esenciales para regular nuestro cuerpo y mantener nuestra salud; al permitir la absorción de calcio, no sólo reduce el riesgo de sufrir facturas óseas, sino que también incrementa la fuerza muscular. Pero además, la vitamina D ayuda a las uñas y el pelo al fortalecerlos y estimular su crecimiento. 

Esto quiere decir que si el cabello tiene déficit de vitamina D, se volverá débil y quebradizo, mientras que un cabello con suficiente vitamina de este tipo estará fuerte, sano y vigoroso. Y es que la importancia de la vitamina D para el pelo radica en que se encarga de fortalecer y estimular los folículos (no confundir con las unidades foliculares, que tienen su importancia en el microinjerto capilar). Pero entonces, si la vitamina D es buena para el pelo, ¿qué pasa si sufres un déficit de esta vitamina? ¿Se te cae el pelo

¿Se cae el pelo si te falta vitamina D? 

¿Se cae el pelo por falta de vitamina D? Las vitaminas son esenciales para mantener la salud capilar, y la D no es ninguna excepción. Si en dosis adecuadas fortalece y estimula el cabello, el déficit de vitamina D vuelve el pelo débil, sin fuerza ni brillo, y lo hace quebradizo; además, en muchos casos la falta de vitamina D hace caer el pelo (aunque no tan rápidamente como el efluvio telógeno), por lo que si sufrimos problemas de alopecia puede agravar el problema. 

¿Cómo sé si tengo déficit de esta vitamina? 

Aunque la vitamina D causa caída de pelo, hay que recordar que, puesto que esta vitamina se sintetiza en la piel, podemos observar en ella los primeros síntomas de carencia de vitamina D, como pueden ser enrojecimiento, piel seca o irritada, aparición de escamas o de erupciones cutáneas, etc. 

No obstante, los signos que pueden indicar un déficit de esta vitamina son múltiples, y a menudo pueden confundirse con otras patologías si no son analizados por un especialista. En resumen, algunas las principales consecuencias que provoca la falta de vitamina D en nuestra salud, son: 

  • caída del cabello
  • dolor en los huesos (principalmente espalda y caderas)
  • pérdida de densidad ósea
  • debilidad muscular
  • jaquecas
  • cansancio
  • insomnio
  • depresión
  • aumento de raquitismo en niños 

Aunque no hay aún un consenso científico, algunos expertos han relacionado los niveles bajos de vitamina D en el organismo con ciertas enfermedades como la diabetes o la hipertensión, e incluso con enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple; también con determinados tipos de tumores, como el cáncer de mama, según estudios publicados. 

Hoy día y debido a un estilo de vida más sedentario, el déficit de vitamina D es un problema muy común entre la población, a menudo sin que las personas sean conscientes de ello. Según algunas estimaciones, alrededor de un 60% de las personas adultas sufren déficit de esta vitamina, porcentaje que aumenta hasta un 80% de las personas de la tercera edad, debido a que con los años el cuerpo va perdiendo capacidad de sintetizar vitamina D. 

¿Qué hago si tengo falta de vitamina D y caída del pelo? 

La vitamina D se sintetiza gracias a la acción de los rayos solares, que desatan una reacción química en la piel: de ahí que la caída de pelo por falta de vitamina D sea más habitual en los meses de invierno, o en climas fríos. Por lo tanto, la forma más natural de aumentar nuestros niveles de vitamina D es exponernos al sol: 15-20 minutos al día son más que suficientes. 

Aparte del sol, otra forma de conseguir vitamina D es a través de la alimentación, aunque en comparación con el sol, los alimentos sólo representan en torno al 10% del origen de la vitamina D en nuestro cuerpo. Algunos de los alimentos ricos en vitamina D son: 

  • huevos
  • queso
  • leche y yogures
  • pescado azul (sardinas, salmón)
  • hígado vacuno
  • ciertas levaduras y algas
  • aceite de hígado de bacalao

También es posible combatir la falta de vitamina D y la caída del pelo mediante suplementos vitamínicos, siempre bajo supervisión de un especialista. De todas formas, si notas cualquier síntoma o si crees que puedes tener problemas con tu cabello, nuestro consejo es que acudas a los mejores expertos. ¿Conoces Clinicana? Somos la mejor clínica capilar, con expertos en todo tipo de tratamientos para tu cabello. Lee las opiniones de nuestros pacientes, solicita una consulta gratuita, y pídenos presupuesto. ¡Pon tu pelo en las mejores manos! 

Consulta gratuita

Deje su número y le devolveremos la llamada lo antes posible

Suscríbase a nuestro boletín para mantenerse actualizado.