Skip to main content
Kocatepe Mahallesi Ofis Lamartine Lamartin Caddesi, 6 No:6 D:Kat 5, 34437 Beyoğlu, Turkey 2050€ - 2450€
Inicio / Blog / Retoque de injerto capilar: ¿cuándo es necesario?

Retoque de injerto capilar: ¿cuándo es necesario?

Retoque de injerto capilar

Un retoque de injerto capilar es una intervención mucho más común de lo que se cree. No es raro que una persona que se ha sometido a un trasplante de pelo en una clínica con poca experiencia, o con un equipo médico que ha usado una técnica incorrecta, pida someterse a un retoque debido a que el resultado de la operación es poco natural o no cumple con las expectativas del paciente.

A menudo, los pacientes que contactan con nuestra clínica y preguntan por el cuánto cuesta un trasplante capilar, lo hacen porque han sufrido una mala experiencia y quieren arreglar los problemas causados por una primera operación que no ha salido bien; pero es importante que un experto examine los resultados de la intervención y evalúe si el paciente puede someterse a otra operación. Hablemos de qué pasa cuando un injerto capilar... se hace para arreglar otro.

¿Por qué hacerse un retoque de injerto de pelo?

La moderna técnica de trasplante FUE, que es la más utilizada en Turquía y la que usamos en nuestra clínica en Estambul, consiste básicamente en trasplantar folículos pilosos sanos desde la zona donante a la zona receptora, donde se espera que generen pelo sano. Se estima que normalmente más del 90% de los folículos trasplantados enraízan correctamente y generan nuevo pelo, por lo que aunque no todos lo hagan, se consigue una adecuada densidad capilar.

Ocurre sin embargo que en algunos pacientes -muy pocos- por distintas razones el porcentaje de folículos trasplantados con éxito es menor, lo que provoca que la densidad obtenida no sea suficiente o sea irregular; también puede ocurrir que aunque los folículos hayan enraizado correctamente, los resultados del trasplante sean poco naturales debido a la poca experiencia del equipo que realizó la operación, o que por esta misma razón hayan quedado cicatrices.

En estos casos, puede considerarse que la operación ha fracasado y que es necesario algún mini retoque al injerto de pelo realizado. También puede ser necesario retocar un trasplante simplemente porque el paciente no haya quedado satisfecho con los resultados, bien porque el cirujano no le dijese la verdad antes de realizar la operación, o porque el paciente no fuera un candidato apto y, aun así, el cirujano decidiese seguir adelante con el procedimiento.

Además, puede que el paciente no haya esperado el tiempo suficiente antes de ver los resultados de su primera operación, ya que pueden pasar hasta 6 meses antes de que el crecimiento del nuevo pelo se haga evidente; sin olvidar que en las primeras semanas tras el injerto es posible que aparezca el fenómeno llamado shock loss, que provoca la caída de todo el pelo: un proceso totalmente normal, pero que lleva a muchos pacientes a pensar erróneamente que su operación ha fracasado.

En todo caso, es siempre el especialista de la clínica a la que se acude buscando mejorar los resultados de la primera operación quien debe evaluar si realizar un retoque capilar es posible, exponiendo con claridad y honestidad al paciente su estado, el proceso y los resultados que se esperan obtener.

¿Es posible corregir un injerto capilar?

Como ya explicamos, las intervenciones para corregir los problemas causados por falta de experiencia o una mala praxis por parte del equipo médico que realizó un trasplante de cabello en otra clínica sin las garantías debidas, son muy frecuentes. No obstante, no siempre puede atribuirse el fracaso de una operación de injerto de pelo a la clínica: en ocasiones, los resultados pueden alterarse si el paciente no sigue los cuidados prescritos, por ejemplo sobre cómo lavar el pelo.

Una vez el especialista en cirugía capilar examina el caso y concluye que, efectivamente, el trasplante inicial presenta problemas, llega la hora de plantearse una nueva intervención para corregir los errores del primero. Puede ocurrir que sólo sean necesarios pequeños retoques para que la densidad del cabello sea homogénea o para corregir pequeñas imperfecciones, pero también existen casos en los que la intervención requerida es más compleja.

Por ejemplo, puede ocurrir que el cirujano no haya definido correctamente la línea frontal, o que ésta aparezca separada del resto de folículos, en cuyo caso es necesario repoblar la zona con nuevos folículos; también puede ocurrir que los folículos tengan una orientación incorrecta (entonces es necesario extraerlos y reimplantarlos), que aparezcan zonas despobladas, que sea necesario ocultar cicatrices, o que el trasplante tenga el aspecto de “pelo de muñeca”.

En todos estos casos, y tras realizarse un estudio previo, el principal factor que va a determinar si es posible corregir los errores detectados tras la primera operación es que el paciente disponga aún de suficientes folículos en la zona donante: si por ejemplo el paciente disponía de poco pelo donante y se ha utilizado la mayor parte en la intervención inicial, habrá que buscar fuentes de pelo donante alternativas y la intervención será más complicada.

Para evitar este tipo de problemas, que desgraciadamente son frecuentes en personas que acuden a clínicas que siguen malas prácticas, y evitar tener que someterse a un retoque de injerto capilar, es muy importante que elijamos siempre un centro que cuente con un equipo médico bien formado y con experiencia. Nuestra clínica es la mejor clínica capilar de Turquía, como demuestran las opiniones de los clientes de Clinicana: pida ya su consulta gratuita, y solicite presupuesto sin compromiso para su tratamiento.

Consulta gratuita

Deje su número y le devolveremos la llamada lo antes posible

Suscríbase a nuestro boletín para mantenerse actualizado.